Sobre nosotros

Nuestra historia

Cómo
empezó
todo

A principios de los años 60, un joven sueco llamado Bertil Hult viajó a Inglaterra por primera vez. Como era disléxico, la escuela siempre le había supuesto un reto. Pero se quedó sorprendido de la facilidad con que aprendió inglés en Inglaterra.

Bertil se convenció de que la enseñanza tradicional basada en clases dentro del aula no siempre era lo más efectivo. En 1965 decidió iniciar una pequeña empresa llamada Europeiska Ferieskolan (Escuela Europea de Vacaciones, abreviado como EF) que combinara el aprendizaje de idiomas con los viajes al extranjero. Al programa lo llamó Språkresor, o Viajes de Idiomas, y ofrecía una de las primeras experiencias mundiales de aprendizaje práctico fuera del aula.

Hoy en día, el aprendizaje mediante experiencias es una pieza clave de la educación moderna. Para EF ésta ha sido la filosofía en todos sus programas durante 50 años. Esta forma de aprendizaje, simple pero efectiva, nos ha ayudado a convertirnos en la organización educativa más grande del mundo.

Aunque sea difícil imaginarlo hoy, viajar al extranjero para aprender inglés era un concepto muy radical en los años sesenta. Fue necesario un estudiante universitario con dislexia para descubrirlo.